Actitud para adelgazar
Siempre es complicado comenzar una dieta para adelgazar, pero más difícil es mantener los kilos bajados. Muchas veces para adelgazar de verdad es necesario cambiar de actitud. Estos son algunos consejos que ofrecemos para reducir de talla.

Actitud para adelgazar
Planifica tanto tus comidas como los horarios de cada una: evitarás comer cosas que engorden en momentos de ansiedad. Come solamente cuando sea el momento, olvídate te picar entre horas porque eso despierta el apetito.

Actitud para adelgazar
Aprende a decir “No” cuando te inviten algo que no va con tu dieta. A pesar de que te ofrezcan con cariño algún dulce, explica que estás haciendo un esfuerzo para adelgazar. Tienes que luchar por tus objetivos y no caer en la tentación.

Actitud para adelgazar
Antes de comer algo no planeado, procura beber dos vasos de agua, ya que te dará sensación de saciedad. De ese modo, te lo pensaras dos veces antes de comer algo que no te conviene. La dieta hay que respetarla, haz un esfuerzo.

Actitud para adelgazar
Anota en un cuaderno tu dieta y reconfórtate escribiendo las tentaciones que pudiste evitar durante el día. Así aprenderás a controlarte y a darte cuenta lo mucho que estás haciendo para intentar perder peso. Si lo consigues, será una recompensa.

Actitud para adelgazar
Identifica las situaciones peligrosas en las que sabes que puedes comer cuando no deberías: las horas entre comidas, el momento de cocinar, el espacio entre la cena y el momento de acostarte, los ratos de espera, el descanso en la oficina o la merienda con los amigos.

Actitud para adelgazar
Observa la conducta frente la comida de las personas obesas y de las que son delgadas. Si te pones a comparar, te darás cuenta de las diferencias de actitud que existen delante de un plato de comida. Las personas delgadas comen más despacio, no toman grasas e intentan mantener una dieta saludable.

Actitud para adelgazar
Coloca en algún lugar visible una foto de cuando estabas en forma o una frase que te recuerde el compromiso que asumiste. Adelgazar supone un esfuerzo, pon energía y concéntrate en adoptar conductas saludables hasta que se transformen en hábitos. Los ejercicios aeróbicos (caminar, correr, bailar, ir en bicicleta) también son excelentes ayudas para bajar de peso. ¡Tú puedes!