Adelgazar con piña
La piña es una fruta deliciosa y beneficiosa para nuestra salud, que resulta especialmente refrescante ahora que se acercan los meses de verano, pero además, si lo que quieres es perder esos kilos de más o mantener la figura de cara a los meses de calor, la piña te va a ayudar a lograrlo, ya que se trata de una de las frutas que más nos van a ayudar a quemar grasas y, con ello, a adelgazar de forma sencilla y sabrosa.

Se trata de un alimento que nos aporta calorías negativas, es decir, las calorías que nuestro organismo gasta en digerirlo son menores que las que ingerimos cuando la comemos, y este balance negativo nos va a ayudar a perder peso si la consumimos de forma habitual.

También tiene un alto contenido en fibra, con lo cual tiene un efecto saciante sobre nuestro apetito, ayudándonos a comer menos. Esta fibra, por otro lado, estimula la movilidad intestinal, combatiendo el estreñimiento y la acumulación de gases, ayudándonos a lucir un vientre más plano.

Uno de los componentes de la piña es una enzima, denominada bromelaína, que nos va a ayudar a eliminar las grasas acumuladas en el organismo, principalmente porque ayuda a separar el tejido celulítico, permitiendo así que las grasas sean eliminadas con más facilidad por la orina y reduciendo la celulitis acumulada en el cuerpo.

En su composición también tiene una gran parte de agua, por lo que al consumirla nos proporciona sensación de saciedad, pero además ese alto contenido en líquidos ejerce una función diurética sobre nuestro organismo, ayudándonos a eliminar líquidos retenidos y toxinas. Por ello, su consumo también resulta aconsejable en aquellas personas que sufren retención de líquidos, pesadez de piernas, etc.

Para beneficiarnos de todas sus propiedades, lo mejor es consumirla en ayunas por la mañana o durante el desayuno.