Alimentación para el colon irritable
Son muchas las personas que sufren el síndrome del intestino o del colon irritable, que produce, entre otros, síntomas como espasmos o abdominales, flatulencias, hinchazón abdominal, diarrea o estreñimiento. Se trata de una dolencia muy ligada al estrés y a los estados de ansiedad, por lo que ser capaces de relajarnos influye en gran medida en la evolución de esta enfermedad.

Pero además, podemos introducir una serie de cambios en la dieta que hagan que nuestro estado mejore y los síntomas disminuyan, además de aumentar el ejercicio que realizamos cada día lo cual, además de ayudar a nuestro intestino, también nos permitirá rebajar el nivel de estrés.

También existen una serie de alimentos que debes evitar ya que suelen empeorar los síntomas como son:

– Las bebidas con gas.
– El chocolate.

– Alimentos ricos en grasa o picantes.

– Leche.

– Café, té y en general todo tipo de sustancias excitantes.

Además de eliminar o restringir estos alimentos en nuestra dieta, deberemos aumentar el consumo de fibra, lo cual lograremos aumentando nuestro consumo de fruta, legumbres, vegetales y alimentos integrales.

Deberemos intentar consumir carne baja en grasa como pollo o pavo. Si queremos tomar otros tipos como ternera, cerdo o cordero, lo mejor es eliminar la mayor cantidad de grasa posible antes de cocinarla.

Podemos consumir pescados de todo tipo, intentando cocinarlo sin mucha grasa.

En cuanto a las verduras, aunque son recomendables, deberemos evitar aquellas que resultan flatulentas, como la lechuga, el repollo, coliflor, etc.

Si sufres de estreñimiento, debes tomar abundante agua, realizar mucho ejercicio para activar el movimiento intestinal y sobre todo evitar utilizar laxantes, ya que esto, a la larga, reducirá la motilidad del intestino. En caso de tener muchos gases, las infusiones serán una gran ayuda.