Alimentación para mejorar el rendimiento deportivo
Realizar un deporte es algo necesario para mantenernos en forma y contribuirá a mejorar en gran medida nuestro estado de salud. Si hemos decidido practicar alguna actividad deportiva con regularidad y queremos obtener el mejor rendimiento de ella, deberemos adecuar nuestra dieta a dicha actividad, ya que el aumento del gasto calórico ocasionado por el deporte tiene que ser suplido por la ingesta de alimentos que permitan que nuestro cuerpo no sufra carencias de ningún tipo de sustancia. Los cambios que deberemos realizar en la dieta son los siguientes:

– Aumentar la cantidad de hidratos de carbono que tomemos al día en forma de arroz, patatas, pastas, legumbres, y alimentos ricos en azúcares, como la fruta, ya que de ese modo evitaremos los bajones de glucosa producidos por la falta de reservas, así como calambres y otro tipo de dolencias.

– También es necesario aumentar ligeramente la ingesta de proteínas, pero no de un modo exagerado, a no ser que nos dediquemos a la alta competición. Las proteínas serán necesarias sobre todo si practicamos deportes de fuerza, que desarrollan principalmente la musculatura, y en este desarrollo las proteínas tienen un papel esencial.

– Hidratarnos de modo suficiente: El calor provocado por la práctica del ejercicio hace que nuestro cuerpo pierda agua. Si nos deshidratamos, aunque sea ligeramente, nuestro rendimiento en la práctica deportiva será mucho menor, por lo que siempre que vayamos a practicar deporte nos deberemos hidratar de forma correcta. Tampoco nos debemos olvidar de beber agua mientras hacemos ejercicio, ya que de ese modo reponemos los líquidos y las sales minerales que el cuerpo va perdiendo con el sudor.
Si nuestra dieta es variada e incluye todos los tipos de alimentos, podemos estar seguros de no sufrir ninguna carencia en la práctica deportiva diaria.