Alimentos orgánicos o no
El debate continúa sobre si los alimentos orgánicos son mejores que los alimentos no orgánicos y el jurado aún está deliberando sobre este tema. En 2008 la Universidad de Copenhague, publicó un estudio en el que encontró que los alimentos orgánicos no contienen más nutrientes que los alimentos no orgánicos cultivados con el uso de plaguicidas.

El equipo de investigación, dirigido por la Dra. Susanne Bügel, estudió cinco cultivos diferentes (zanahorias, coles, guisantes maduros, manzanas y patatas), que se cultivaban de forma orgánica (sin plaguicidas) y convencional (con el uso de pesticidas) y encontraron que no había un mayor nivel de nutrientes que en los alimentos cultivados orgánicamente. Bügel explicó que no hay diferencias sistemáticas entre los sistemas de cultivo que representan los métodos de producción orgánica y convencional.

Los expertos en nutrición de la Escuela de Medicina de Harvard confirmaron con estudios similares que los alimentos orgánicos contienen los mismos nutrientes que los alimentos no orgánicos, e incluso en las mismas proporciones. No hay una evidencia sólida de que los alimentos orgánicos, en general, sean más sanos para los seres humanos. La única ventaja de los alimentos orgánicos es que contienen poca o ningún pesticida o herbicida, según informó el equipo de Harvard.

La única excepción es la carne orgánica, la cual puede impedir la propagación de enfermedades como la enfermedad de las vacas locas. Convencionalmente, el ganado puede contraer esta enfermedad al comer la carne o los huesos de los animales infectados. Quizás la preocupación más común acerca de los alimentos cultivados convencionalmente es el temor a la ingestión de plaguicidas y al efecto que esto tendría para nuestra salud. Sin embargo, el nivel de plaguicidas en los alimentos cultivados convencionalmente no ha sido definitivamente vinculado a ningún riesgo para la salud, según los informes de la Escuela de Medicina de Harvard.