Alimentos que frenan el envejecimiento
El por qué del envejecimiento

A raíz de los últimos descubrimientos en este sentido, el proceso de deterioro del organismo se debe a los radicales libres (átomos o moléculas que llevan ,al menos, un electrón desparejado, hecho que les hace susceptibles de crear un enlace con otro átomo o átomos de molécula). Así, el proceso por el cual una molécula pierde electrones y se convierte en un radical libre se llama oxidación, que es la causa del envejecimiento.

Frenar el envejecimiento

Con una alimentación adecuada que frene esta alteración conseguiremos ralentizar el proceso de envejecimiento. La formación de estos radicales libres es continua, pues estamos expuestos a diferentes fuentes que propician el proceso de oxidación. Incluso nuestro propio organismo produce radicales libres, simplemente, mediante la respiración. En cuanto a los factores externos que los generan, pueden ser:

-Físicos. Producidos por las radiaciones del sol.
-Químicos. Por el consumo de tabaco, la contaminación o el ozono.
-Toxicológicos y farmacológicos. Entre ellos, algunos antibióticos, pesticidas, paracetamol, etc.

También existen otros procesos relacionados con los radicales libres como las enfermedades degenerativas, pulmonares, cáncer, artritis y el propio envejecimiento.

Para combatir el proceso, la célula utiliza enzimas como defensa (producidas por el organismo), vitaminas antioxidantes (procedentes de la alimentación) y selenio (que reduce el riesgo de padecer tumores de hígado, piel, colon y mama). Ahora bien, los radicales libres tienen además una función importante, que es la de defender al organismo de infecciones microbianas, entre otras.

Alimentos que frenan el envejecimiento
Dieta saludable y eficaz

La dieta mediterránea es, por excelencia, la más completa, ya que abarca una amplia variedad de alimentos que son fuente de vitaminas, minerales, fibra, hidratos de carbono y bajos en aporte de proteínas y grasas. Por esta razón, los nutricionistas aconsejan tomar cinco raciones de fruta y verdura al día.

Además de que existen productos que ayudan a frenar el envejecimiento, es importante adquirir unos hábitos alimenticios sanos. Por ello, la dieta mediterránea es la más recomendada por ser la más saludable y eficaz contra el envejecimiento. A continuación enumeraremos algunos de los alimentos más destacados:

Aceite de oliva: Por su alto contenido en vitamina E, se le considera como el más antioxidante.

Ajo: Es muy beneficioso para la flora intestinal y las arterias. Se recomienda consumirlo crudo y ,como mínimo, dos veces por semana.

Tomate: Otro de los alimentos con más propiedades rejuvenecedoras por su contenido en precursores de la vitamina A. Se aconseja tomarlo dos veces por semana, crudo o cocinado.

Zanahoria: Con un alto contenido en betacarotenos, igual que el tomate. Aconsejable en crudo, hervida o en guisos.

Cebolla: Contribuye a reducir los niveles de azúcar en la sangre y propiedades diuréticas (ayuda a eliminar líquidos). Preferiblemente consumir cruda o poco cocida, al menos, dos veces por semana.

Moras: Utilizada en algunos países como suplemento alimentario por sus propiedades antitumorales.

Frutos secos: Ayudan a disminuir los niveles de colesterol y protegen de riesgos cardiovasculares. Se aconseja tomarlos cinco veces por semana.

Col: Rica en vitamina C e isotiocianatos ( que pueden neutralizar el crecimiento de tumores). Es preferible consumirla al vapor.

Espinacas: Rica en vitamina E y caroteno, al igual que todos los vegetales de hoja verde. Se puede consumir cruda, hervida, en ensalada o salteada.

Aguacate: También aporta vitamina E, potente antioxidante que protege las células de las agresiones externas (contaminación, pesticidas, tabaco). Recomendable en ensaladas.