Aliviar los síntomas de la menopausia
La menopausia es un periodo en la vida de las en la que se producen una serie de cambios físicos y hormonales que pueden ser más o menos molestos para las mujeres. Mientras que algunas pasan por esta etapa casi sin enterarse, otras ven mermada en gran medida su calidad de vida, debido a estados ansiosos o cuadros depresivos causados por los cambios hormonales. Sin embargo, si se siguen algunos consejos, se puede hacer esta etapa bastante más llevadera:

– Recabar información: Muchas veces el desconocimiento de los síntomas que acompañan a la menopausia puede crearnos alarma, ya que no sabemos a qué achacarlos. Por ello es bueno informarse y estar prevenida al respecto y de ese modo saber que son totalmente normales, sin tener que preocuparnos por la existencia de otra patología añadida.

– Para evitar los sofocos: utiliza ropa fresca y cómoda, mejor de algodón. Es buena idea vestir “a capas”, con varias prendas, para que te puedas ir quitándolas a medida que el calor aumenta. Bebe mucho agua y evita disminuye todo lo posible el alcohol y la cafeína. También es buena idea evitar tomar comidas copiosas y realizar ejercicios intensos, lo que aumentará la temperatura del cuerpo, que es precisamente lo que se quiere evitar. Las situaciones de estrés también pueden contribuir a aumentar los sofocos, por lo que es bueno practicar técnicas de relajación.

– Hacer ejercicio con moderación: Ayuda a mejorar la calidad de vida y contribuye a evitar los problemas derivados de la relajación del suelo pélvico y de la osteoporosis que suele acompañar a la menopausia. El método Pilates o caminar son ejercicios especialmente indicados.

– Protección cardio-vascular: No hay que olvidar que, con el comienzo de la menopausia desciende el nivel de estrógenos, protectores del sistema cardio-vascular en las mujeres, por lo que aumenta el riesgo de padecer dichas enfermedades. Dejar de fumar y llevar una dieta baja en grasas es esencial para contrarrestar este hecho.