Añade un puñado de nueces en tu dieta
Los frutos secos en general tienen grandes propiedades nutritivas beneficiosas para nuestra salud. En especial, el consumo diario de nueces mejora el flujo de nuestros vasos sanguíneos y disminuye el riesgo de enfermedades cardiovasculares. La costumbre es comer nueces por puñados, aunque lo más recomendable es emplearlas como ingrediente de multitud de recetas: ensaladas, platos de pasta, arroz, legumbres, desayunos o postres. Si se integran estos frutos secos en las distintas prácticas culinarias, es más fácil consumirlos a diario y beneficiarse de sus enormes propiedades.

Las nueces mejoran la salud del corazón y los vasos sanguíneos gracias a los distintos componentes como grasas insaturadas, fibra y antioxidantes. Además, algunos componentes de las nueces, como el magnesio, pueden disminuir la resistencia a la insulina por lo tanto son buenas para la diabetes. Los nutricioncitas recomiendan consumir entre una y cinco raciones por semana de frutos secos de cáscara, pero sin abusar para no caer en el sobrepeso, puesto que son muy energéticos por su concentrado en grasas, proteínas y calorías.

Las ensaladas pueden quedar deliciosas con una picada de nueces, también la podemos acompañar con queso, manzana y salsa de yogur, lentejas, canónigos, escarola, aguacate, uva, setas o endibias. Los frutos secos son un alimento fundamental que se aprecia muy bien en cremas de verduras, como la de calabaza o sopas. Las recetas de pasta, arroz y cuscús se prestan a mezclarse con salsas de nueces como. Para los segundos platos de pollo, cordero y otras carnes de sabores marcados también admiten la mezcla con frutos secos.