Anisakis, un parásito en el pescado
El anisakis simplex es un parásito muy común en los pescados, infecta a mamíferos marinos y a grandes peces. Estos animales marinos liberan al mar huevos del parásito que son ingeridos por pequeños crustáceos que sirven a su vez de alimento de otros peces como sepias, calamares, boquerones, salmónes, merluzas, pescadillas o bonito.

El ser humano puede ingerir las larvas si consume pescado parasitado crudo o poco cocinado. Una vez que se ha ingerido el anisakis, estas pueden originar dos tipos de problemas: infección mediante gusanos o reacciones alérgicas a las sustancias químicas que los gusanos dejan en el pescado.

Los sintomas aparecen varias horas después de la ingestión de las larvas infectadas, puede aparecer dolor abdominal, náuseas, vómitos, apendicitis, úlcera gástrica, obstrucción intestinal e incluso tumores abdominales. Lo peor que puede pasar es que las larvas lleguen al intestino, ya que puede derivarse en una infección bastante complicada. También se han detectado casos de alergia al anisakis, las personas muestran diversos síntomas que van desde una simple urticaria (erupción cutánea) a cuadros más graves se asocian a shock anafiláctico.

Para evitar todo esto, basta con evitar la ingesta de pescado crudo o poco cocinado. El anisakis muere mueren con la cocción a una temperatura de 60ºC por lo menos durante 10 minutos o se eliminan mediante la congelación del pescado durante más de 24 horas a una temperatura de -20ºC.