Un momento de relajación siempre se agradece. Para ello aprender yoga en casa es la mejor solución. El estrés aparece cuando tu mente divaga entre lo que sucedió y lo que puede suceder en un futuro. Practica esta serie de ejercicios y posturas para encontrar un espacio de relajación, donde tu mente pueda tomarse un respiro.

Aprender yoga en casa
Coloca la manta doblada formando un rectángulo y colócala a una distancia cerca de la pared, sobre la colchoneta de yoga. Túmbate con la cabeza hacia la pared, los hombros sobre la manta, todo el cuerpo apoyado y las piernas flexionadas, muy cerca de las caderas.

Aprender yoga en casa
Con los hombros apoyados en el suelo, inhala aire profundamente, empuja con los pies para levantar esas caderas, formando un arco con todo el cuerpo. Lleva los omóplatos hacia la espalda para conseguir una mayor apertura del corazón. Puedes colocarte el cinturón en los codos, pero por atrás de la espalda.

Aprender yoga en casa
Vuelve a tomar aire relajadamente y baja el cuerpo pero solo con las caderas, manteniendo el pecho extendido para poder llenar los pulmones de aire fresco. Levanta los pies del suelo, trae las rodillas al corazón y con una inhalación profunda lleva tus pies hacia la pared. Pon tus manos en la cintura para intentar mantener la espalda recta, esto es muy importante. Comienza a extender las piernas hasta conseguir que las plantas de tus pies estén bien apoyadas sobre terreno firme.

Aprender yoga en casa
En ese momento, deberás sentir el peso del cuerpo sobre los hombros, pero que no caiga tensión en el cuello ni presión sobre la cabeza. El cinturón te ayudará a no desalinear los hombros. Mantente en esa postura durante varias respiraciones hasta que consigas serenidad y paz interior.

Aprender yoga en casa
Exhala y baja lentamente la espalda, desde el culo hacia los hombros, hasta que toda la columna quede recta en el suelo. Deja tus manos una encima de la otra por debajo de las caderas, empuja con los codos para despegar el torso, formando de nuevo un arco. Suelta la cabeza hacia atrás y permanece unos segundos con una respiración en contrapostura.

Aprender yoga en casa
Finalmente, descansa durante cinco minutos en la posición que te sientas menor, cierra los ojos, no pienses en nada.