Aumenta tu metabolismo para quemar grasa
Cuando adelgazamos, no todo el peso perdido que se refleja en la báscula corresponde a la grasa, ya que también eliminamos líquido y perdemos un pequeño tanto por ciento de masa muscular. Por ello, si queremos perder peso y volumen al mismo tiempo, además de kilos, deberemos perder grasa. Para conseguirlo de la forma más rápida y eficaz, lo mejor es aumentar nuestro metabolismo.

Para ello, lo primero que deberemos hacer es aumentar nuestra masa muscular, porque cuanta más tengamos, más aceleraremos el metabolismo, lo que nos ayudará a perder más calorías incluso cuando estemos tranquilamente sentados. Esto no significa que debamos convertirnos en unos profesionales del culturismo, sino que deberemos hacer ejercicio de forma regular, combinando ejercicios aeróbicos como andar o correr con ejercicios con pesas.

Estas últimas no tienen que ser muy pesadas. Pesas de medio o un kilo, utilizadas de forma regular, te ayudarán a conseguir tu propósito.

En segundo lugar tendremos que consumir grasas con regularidad. Aunque en principio parece un contrasentido, porque estamos intentando perderla, no es así, ya que si eliminamos la grasa de nuestra dieta, además de provocar problemas debido a la falta de ácidos grasos esenciales nuestro cuerpo tenderá a almacenar toda la que tiene y será más difícil eliminarla. Es importante que la grasa que consumamos sea beneficiosa para el organismo, como aceite de oliva o frutos secos, pescados azules, etc. Deberemos consumirlos con moderación pero integrarlos habitualmente en la dieta.

Finalmente, deberemos tener en cuenta las veces que comemos al día. Si hacemos sólo dos o tres comidas diarias, al pasar tanto tiempo sin comer, nuestro metabolismo se ralentiza para perder grasa. Por el contrario, si comemos más frecuentemente nuestro metabolismo aumentará de ritmo. Un par de comidas al día (tentempié y merienda) podemos tomar alimentos que contienen calorías negativas, para ayudarnos en el proceso de perder peso.