Ayudar a los niños con los problemas de sobrepeso
La obesidad infantil es un problema de salud grave al que muchas familias se enfrentan hoy en día. Los niños con sobrepeso tienen riesgo de sufrir problemas de salud como el colesterol alto, la presión arterial alta y diabetes tipo 2. Perder un poco de peso puede ir haciendo que disminuyan los riesgos de saludo. Pero muchos padres no saben por dónde empezar para ayudar a sus hijos a luchar contra el sobrepeso.

En primer lugar, lo más recomendable es hablar con el pediatra del pequeño. Nunca se debe someter a un niño a ningún tipo de dieta que no sea supervisada por un médico. Las dos formas principales para alcanzar y mantener un peso saludable son: tomar decisiones inteligentes sobre los alimentos y ser físicamente activos. A continuación, tienes unos cuantos consejos que os pueden ayudar:

– Que participe toda la familia
Mantener una buena salud es importante para todos los miembros de tu familia, por lo que debes enfocar la alimentación a ingestas saludables y a la realización de actividades físicas. Se debe crear un ambiente que aliente la vida saludable para todos.

– Cambios poco a poco
No espere que tu familia destierre los malos hábitos de un día para otro. Es mejor comenzar por algunos pequeños cambios en la alimentación y en la actividad física. Por ejemplo, en vuestras rutinas podéis incluir dar un paseo después de cenar un par de noches a la semana. Para el postre, elige una fruta fresca en vez de un gran dulce.

– Controlar las calorías
Cuando los niños comen más calorías de las que queman, el desequilibrio de calorías conduce al aumento de peso. Limita las bebidas con alto contenido de grasas y alimentos ricos en azúcar y dulces, que están llenas de calorías adicionales.