Beneficios de la cromoterapia
La cromoterapia o terapia con los colores, tiene su origen desde tiempos antiguos. En países tan diversos como China, India, Egipto o Irán la utilizaban para solucionar varios problemas. A pesar de que todavía no está muy claro cuáles son los beneficios exactos que proporciona, varios expertos en la materia ya se han atrevido a comentar algunas de las bondades de esta terapia.

Las personas que cambian con más frecuencia el color de su vestimenta son más propensas a mantenerse sanas. Asimismo, la cromoterapia combate los males que alteran el buen funcionamiento físico gracias al efecto de la vibración de los colores, pues estos consiguen adaptar la vibración de nuestro campo biomagnético, lo que comúnmente se conoce con el nombre de aura.

Beneficios de la cromoterapia
La cromoterapia puede cambiar el estado de ánimo de una persona, corrigiendo un estado de ánimo que no es deseable. Así, algunos colores hacen que la persona se relaje y otros hacen que se llene de energía y optimismo. Por si fuera poco, también puede servir para corregir anomalías en la presión sanguínea, mejorar el estado de los huesos, combatir obesidad, la anorexia, o evitar la aparición de infecciones.

No todos los tratamientos de cromoterapia tienen unos resultados rápidamente visibles. En algunos casos hay que insistir con la terapia para poder empezar a experimentar las primeras mejoras. Es una terapia suave que no es tóxica y que no tiene efectos secundarios para las personas. Además, se puede aplicar a cualquier persona, sea de la edad que sea. Su asociación con algunas medicinas puede potenciar sus efectos.