Beneficios de la manzana para la salud
Si hacemos caso al dicho, una manzana al día mantiene alejado al médico. Y no resulta descabellado, sobre todo si tenemos en cuenta los importantes beneficios que la humilde manzana puede aportar a nuestra salud, con la ventaja de que existen multitud de variedades, lo que hace difícil que no encontremos una que nos guste y que nos ayude a estar sanos.

La manzana es rica en una sustancia denominada pectina, un tipo de fibra soluble que es muy beneficioso para nuestro sistema digestivo, ya que ayuda a equilibrarlo. La pectina ayuda a proteger el estómago, por lo que es muy recomendable para tratar las úlceras digestivas y a facilitar la digestión.

Por otra parte, la pectina también ayuda a controlar los niveles de colesterol, y diferentes estudios han confirmado que tomando dos manzanas al día puede hacer que se reduzca nuestro colesterol en un 10%.

Por otra parte, recientes investigaciones han dado a conocer que inhibe el desarrollo de las células cancerígenas gracias a dos sustancias fitoquímicas que contiene especialmente en la cáscara, como son los flavonoides y los polifenoles, que, al actuar conjuntamente, otorgan a la fruta este poder anticancerígeno.

También posee alto contenido en vitamina E, lo que la lleva a ser un potente antioxidante, muy útil para combatir el efecto de los radicales libres sobre nuestra piel.

Por otra parte también es rica en taninos, sustancia que limpia y desinflama la mucosa intestinal, por lo que es muy recomendable para personas que padecen de trastornos relacionados con el intestino. Para obtener más cantidad de taninos, en medicina natural se recomienda consumir la pulpa rallada de la manzana después de dejarla un tiempo al aire (cuando comienza a oxidarse y cambiar de color), acompañada de un poco de miel y yogur.