Beneficios de la niacina: Vitamina B3
La niacina es una vitamina fundamental para conseguir energía de los macronutrientes y para disminuir el colesterol LDL (perjudicial) y los triglicéridos. Es una vitamina hidrosoluble con distintas acepciones terminológicas: nicotinamida, ácido nicotínico, vitamina B3 o factor PP. En la actualidad, el déficit de niacina es poco probable, ya que se encuentra repartida en multitud de alimentos y en algunos incluso se añade. Además, el cuerpo humano la sintetiza a partir de otros nutrientes como el aminoácido triptófano.

Se ha demostrado que es la niacina es más eficaz para aumentar el colesterol HDL (beneficioso). Pero para ese efecto, es necesaria la ingesta de dosis muy superiores a la diaria recomendada. Por esa razón, el consumo de niacina mediante alimentos es insuficiente para conseguir los efectos terapéuticos esperados. Esta sustancia es una de las vitaminas que actúan como coenzimas en el metabolismo mediante reacciones de oxidación-reducción que suceden para la obtención de energía (ATP).

Las bacterias intestinales son capaces de sintetizar la niacina a partir de triptófano, un aminoácido que se encuentra mayoritariamente en los huevos y en la leche. Solamente tienen riesgo de sufrir déficit de niacina quienes siguen dietas muy desequilibradas y con pocas proteínas. Su deficiencia crónica provoca una enfermedad grave conocida como pelagra o “síndrome de las tres D”, sus síntomas característicos en estados avanzados son la demencia, la dermatitis y la diarrea.

Las altas dosis de niacina pueden provocar toxicidad hepática, molestias gástricas, picor y enrojecimiento de la piel.