Beneficios de practicar cardioboxing
El Cardioboxing es un deporte que combina, como su nombre indica, ejercicios propios de aeróbic y de kick boxing. Mientras lo practicamos realizamos coreografías al ritmo de la música, como en el aeróbic mientras realizamos desplazamientos, puñetazos y patadas.

La práctica del cardioboxing permite entrenar el sistema cardiovascular, modelar el cuerpo y tonificar los músculos, al tiempo que nos ayuda a liberar una gran cantidad de estrés, por lo que se trata de un deporte beneficioso tanto para la mente como para el cuerpo.

– También nos ayuda a reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares, ya que según recientes estudios, la práctica habitual de este deporte produce un gran incremento en la eficiencia del funcionamiento de los pulmones y el corazón.

– Por otra parte nos permite desarrollar la fuerza, la elasticidad y disminuye el riesgo de lesiones al trabajar huesos, articulaciones y ligamentos.

Se trata de un deporte que pueden practicar todo tipo de personas, aunque dado que supone una gran exigencia para el cuerpo, quienes tengan algún factor de riesgo como obesidad, hipertensión, etc., deben hacerse un chequeo médico antes de comenzar.

Lo ideal es realizar dos sesiones a la semana de unos 45 minutos de duración. Durante las sesiones no es necesario utilizar ningún material especial, aunque a veces se usan sacos de golpear u otros aparatos similares. Las sesiones se desarrollan en grupo, con un entrenador que va marcando el ritmo y corrigiendo la postura y la forma de golpear.

Finalmente es un deporte que puede ayudarnos a mejorar en gran medida nuestras técnicas de defensa personal, ya que muchos de los movimientos utilizados en el cardioboxing se utilizan en esta disciplina, aunque en ningún caso es un deporte tendente a fomentar la agresividad.