Beneficios del ajo para la salud
Seguramente hay pocos alimentos que tengan tanto protagonismo en la cocina como el ajo. Y no resulta extraño cuando pensamos en las mil y una formas en la que podemos cocinarlo y beneficiarnos tanto de sus propiedades como de su sabor. Y el descubrimiento de sus beneficios para la salud no es nuevo, ya que en los papiros egipcios ya se encontraban recetas a base de ajo que se utilizaban para tratar diversas dolencias. Pero, ¿Cuáles son realmente los beneficios del ajo?

– En primer lugar, tiene grandes propiedades bactericidas, por lo que combate tanto hongos como bacterias y virus y resulta también beneficioso en caso de picaduras de animales.

– También puede reducir la presión arterial y el colesterol.

– En el caso de haber sufrido arterioesclerosis, el ajo nos ayuda a reducir el bloqueo de las arterias, previniendo así numerosos accidentes cardiovasculares.

– También tiene propiedades antiinflamatorias, por lo que es muy recomendado en todas aquellas dolencias que causan inflamación. Su uso prolongado ayuda a prevenir ciertos tipos de cáncer.

– Últimamente, de algunos estudios se puede derivar el hecho de que puede incrementar ligeramente el nivel de serotonina en el cerebro, uno de los neurotransmisores encargados de nuestro estado de ánimo, con lo cual nos ayudará a combatir el estrés y la depresión.

Sin embargo, aún conocimiento todas sus propiedades son pocos quienes se deciden a incluirlo en su dieta de forma habitual usándolo sólo como condimento debido a su fuerte olor que nos provoca mal aliento después de haberlo comido. Para evitar esto, podemos tomar, después de haber ingerido ajo, un zumo de limón sin azúcar ni agua que, aunque nos resulte agrio es muy efectivo a la hora de eliminar el olor a ajo del aliento.