Beneficios psicológicos del ejercicio físico
Hacer ejercicio no solamente tiene beneficios físicos que afectan directamente al cuerpo y al organismo sino que además esta actividad supone una gran fuente de salud mental.

Sí, porque practicar deporte de forma regular tiene unos beneficios psicológicos que van mucho más allá de lo que creíamos… Echa un vistazo a lo que te contamos, ¡seguro que te anima a tomar este buen hábito!

Las ventajas son muchas y muy variadas, por lo que para una mejor comprensión te las hemos clasificado en la siguiente lista:

- Estrés: El día a día hace que nuestros problemas se acumulen no solamente en nuestra mente sino también en nuestra musculatura. Por una parte la distracción que supone y por otra el movimiento físico que genera el ejercicio ayudan a liberar tensiones haciendo que disminuyan los niveles de estrés, ansiedad, depresión y el mal humor en general.

- Agilidad mental: El ejercicio aumenta el flujo de oxigeno al cerebro, por lo que potencia tu capacidad mental favoreciendo una mayor concentración, capacidad de aprendizaje y la memoria.

Beneficios psicológicos del ejercicio físico
- Autoestima: Cumplir tus metas, verte mejor físicamente y sentir que haces algo por tu salud son sentimientos muy positivos que harán que tu satisfacción y el concepto de ti mismo vaya aumentando al mismo ritmo que la confianza en ti mismo. Además, esta ansia de superación se trasladará a otros ámbitos de tu vida.

- Bienestar: El deporte es una de las mejores formas de liberar endorfinas, esas hormonas que producen sensación de placer en cuerpo y mente.

- Entretenimiento: No hay mejor manera de divertirse y olvidar preocupaciones, pues mientras tanto estás beneficiando cuerpo y mente. Ya sabes, aunque irse de cañitas con los amigos es sin duda un entretenimiento que te encanta, de vez en cuando también puedes dedicar algunas tardes a la práctica de deportes individuales o en equipo.