Bronceado ecológico
Para tomar el sol es necesario que la piel realce procesos metabólicos relacionados con la síntesis de la vitamina D. Teniendo en cuenta los problemas ecológicos que afectan al medio ambiente, es necesario tomar ciertas medidas para que el bronceado no sea dañino. Te damos unos consejos para ponerte morena sin correr riesgos para tu salud. Se trata de una técnica de bronceado ecológico.

Bronceado ecológico
Una semana antes de la exposición solar ya debes comenzar a beber cada día un zumo resultante de 2 zanahorias, 1 tomate y 1 naranja. Esto te permitirá fortalecer tu piel.

Bronceado ecológico
Toma alimentos que contengan betacarotenos, pueden ser zanahoria, calabaza, melón, damasco, cítricos, acelga, entre otros. Los pigmentos se pondrán morenos más rápidamente.

Bronceado ecológico
Puedes tomar el sol con crema protectora solamente antes de las 11:00 horas y luego de las 16:00 horas. Las horas restantes son de mayor calor e intensidad, el nivel de radiación UV es más nocivo para la piel.

Bronceado ecológico
Bebe al menos dos o tres litros de agua diarios para mantenerte bien hidratado y evitar el envejecimiento cutáneo.

Bronceado ecológico
Prepara un batido con 3 zanahorias, 2 cucharadas de aceite de sésamo y el jugo de medio limón. Aplícate este bronceador casero antes de exponerte al sol.

Bronceado ecológico
Para prolongar el bronceado, luego de la ducha aplica una infusión de té negro sobre la piel.

Bronceado ecológico
Después cuando se seque aplícate abundante crema nutritiva en todo el cuerpo para hidratar la piel.