Bulimia en hombres y mujeres
La bulimia, es un trastorno psicológico que implica fuertes atracones de comida y su posterior “purga”. En términos simples, estos actos de atracones y purgas, se producen en un ciclo: una ola ardiente y sin control de disfrutar de los alimentos, seguido por el sentimiento de culpa que finalmente da lugar al vómito. En la bulimia, no se tiene auto-control sobre la comida. Se suele comer de manera voraz.

Es entonces cuando el sentimiento de culpa total se cierne sobre la persona y se intenta “sacar” todo lo ingerido por el método que sea: vómito, el uso de laxantes, etc. El acto de vomitar se considera como un castigo por haber comido compulsivamente. Mucha gente se confunde a la hora de distinguir entre la bulimia y la anorexia nerviosa. Existe una línea muy fina que separa a las dos, pero el pronóstico de la bulimia es mejor que el de la anorexia, por extraño que te suene.

Un hecho interesante es que la bulimia, es más común en mujeres adolescentes y jóvenes. Las personas con bulimia suelen estar en el rango de su peso normal. El hecho de que comiencen a padecer este problema se debe a que son muy conscientes de que su comportamiento es anormal a la hora de comer y, por lo tanto, se avergüenzan.

Por lo tanto, estas personas son muy reservadas sobre sus tendencias de consumo y tienden a hacerlo sin el conocimiento de los demás. Investigaciones recientes indican que, la bulimia no se limita a una determinada cultura o clase social. Es muy frecuente en todos los sectores de la sociedad. Aunque las estadísticas están cambiando, todavía es más común en mujeres que en hombres.