Cefaleas en racimo
Las cefaleas en racimo, junto con las migrañas pertenecen a la categoría de los dolores de cabeza vasculares. Las cefaleas en racimo tienden a repetirse en la misma zona continuamente. Las estadísticas muestran que este es un dolor que afecta a una pequeña parte de la población: 70 de cada 100.000 personas.

La mayoría de los enfermos son hombres y sólo uno de cada seis enfermos es una mujer. Las víctimas de la cefalea en racimos comienzan a experimentar este tipo de dolor de cabeza entre los 20 y los 50 años de edad, aunque la media está en los 30. Sin embargo, también existen caso de niños menores de 10 años y casos que comienzan a partir de los 80.

Las cefaleas en racimos son más frecuentes entre los fumadores que en los no fumadores. Sin embargo, la causa sigue siendo desconocida, ciertos alimentos y el consumo de alcohol parecen estar relacionados. Uno de los síntomas de esta cefalea es que, suele comenzar unas horas después de que la persona se haya quedado dormida. El dolor se siente en un lado de la cabeza y, generalmente, los ojos se ponen llorosos y rojos.

También se produce una congestión nasal y las mejillas se ponen de color rosáceo. Estos síntomas pueden durar entre 30 minutos y 2 horas. Después se vuelven menos intensos o desaparecen por completo. Es posible tener cuatro o más ataques en un día. La cefalea en racimos se produce en oleadas y estos puedan “atacar” a la persona todos los días durante semanas e incluso meses.