Cirugía estética: qué debes hacer antes de operarte
La cirugía plástica o estética tiene riesgos como cualquier otro procedimiento quirúrgico. Averigua algunas cosas sobre la operación y el médico antes de someterte a la operación. ¿Quieres hacerte una liposucción o remodelar tu nariz? No pienses que sólo debes conocer los problemas relacionados con la salud que te produce ese “fallo” que quieres corregir, antes de meterte al quirófano debes saber lo siguiente:

1. Quién es tu médico
Una encuesta realizada por la Sociedad Americana de Cirujanos Plásticos (ASPS) demuestra que casi un tercio de los pacientes que se someten a una de cirugía estética no comprueban las credenciales de su médico. Asegúrate de elegir un cirujano que tenga todos sus títulos en regla. Revisa que esté perfectamente colegiado. Pídele sus credenciales, sus licencias, sus años de formación y un detallado informe de su experiencia. ¿Cuántas veces ha realizado la misma operación?

2. Tu historial médico
Cualquier procedimiento quirúrgico conlleva un cierto grado de riesgo. Puedes reducir este riesgo con tu historial médico y el de tu familia. Asegúrate de contar si tienes alguna enfermedad cardíaca o problemas pulmonares, antecedentes de coágulos, si fumas o bebes alcohol, los medicamentos que tomas habitualmente, muertes repentinas en tu familia, etc.

3. Conocer las posibles complicaciones
Según un estudio de la ASPS, alrededor de un tercio de los pacientes que se someten a algún tipo de cirugía, tienen efectos secundarios o complicaciones. Debes saber que puedes tener problemas relacionados con la anestesia, sufrir infecciones, coágulos de sangre, seromas, etc.