Comer delante de un espejo para adelgazar
¿No te funcionan las dietas? ¿Quieres adelgazar de verdad? El consejo de esta semana para perder peso consiste en comer delante de un espejo, así de sencillo. Siempre que te introduzcas algo en la boca mírate fijamente al espejo. Diversos estudios han demostrado que vernos cómo se ingiere un alimento podría dar lugar a su menor consumo.

Los científicos de la Universidad de Carnegie Mellon en Pittsburgh (Estados Unidos) comprobaron como existe una relación directa en la disminución de los estímulos repetitivos. De modo que utilizaron el chocolate y el queso para mostrar que la imaginación es suficiente para habituar a una persona a estos alimentos imaginarios. Los participantes tenían que imaginarse comiendo grandes cantidades de un alimento, como chocolatinas o queso. El resultado es que terminaban por aburrir dicha comida, prefiriendo otra más sana.

Al mismo tiempo los científicos descubrieron que los participantes que se habían imaginado comiendo grandes cantidades de dulces o queso en realidad consumían mucho menos de estos alimentos. Dicen que la comida entra por la vista pero la imaginación mental puede ayudarnos a tener la sensación de ya haber comido ese alimento para realmente no llegarlo ingerir después.

Por lo tanto, teniendo en cuenta esto una buena forma de reprimirse es ponerse a la mesa delante de un espejo, al vernos constantemente estar tragando nos terminará por aburrir ese hábito al mismo tiempo que seremos conscientes de las cantidades que estamos comiendo. Al final lograrás reducir de talla.