Comer después de entrenar
Durante el entrenamiento solemos trabajar intensamente, el desgaste físico suele ser importante, consumimos casi todas las reservas de glucosa y necesitamos recargar energía. El ejercicio intenso hace que después de entrenar necesitemos que iniciar la recuperación muscular. El crecimiento muscular se produce en las fases de reposo, y especialmente después del entrenamiento, justo cuando el cuerpo nos demanda nutrientes para la recuperación muscular, para ello existen algunos alimentos indicados para comer después de entrenar.

Antes, durante y después del entrenamiento es importante consumir agua o bebidas isotónicas que nos ayuden a mantener los niveles minerales del cuerpo.
Los músculos necesitan proteína (aminoácidos) para reconstruir las fibras y recuperar fuerzas. En ese sentido, un alimento que nos puede ayudar a recuperarnos es la leche, puesto que es una fuente importante de proteínas, minerales y vitaminas. La alternativa es bebida de soja.

Los plátanos son otro alimento ideal para comer después del entrenamiento, pues su elevado contenido en azúcares ayudará a reponer las reservas de glucosa del organismo y recuperar la energía perdida. Además, es digestivo y fácil de asimilar por lo que el organismo lo digiere enseguida.

Si deseas comer algo más consistente, lo mejor es carne de pavo o atún (bonito). El proceso digestivo es un tanto más largo, por lo que el aporte de proteínas no es instantáneo. Son dos alimentos bajos en grasa que nos ayudan a conseguir una masa muscular de mayor calidad.

Por último, el huevo es otro alimento rico en proteínas, muy necesarias para los músculos. El consejo es que si queremos eliminar grasas es recomendable apartar la yema del huevo y comernos solo la clara.