Comidas saludables durante el día
Debes comenzar de manera saludable tu día, así que piensa qué comidas vas a realizar a lo largo del día hasta que finalmente llegues a casa. Recuerda que debes tomar fibra para que tu cuerpo pueda realizar una digestión mucho mejor y puedas ir al baño con facilidad. Junto con una dieta sana y equilibrada, recuerda que debes realizar algunos ejercicios físicos que te ayuden a mantenerte en forma.

Si apenas tienes tiempo de ir al gimnasio, tu día a día seguro que te brinda oportunidades en las que ejercitarte. Por ejemplo, mientras te diriges al trabajo sube y baja las escaleras del metro sin ir por las escaleras mecánicas. Recuerda que tu dieta debe estar perfectamente equilibrada y que debes aportarle a tu cuerpo las vitaminas, minerales y nutrientes suficientes para que no sufra ninguna carencia.

– Come frutas y verduras todos los días, a fin de obtener las vitaminas y minerales esenciales.
– Bebe, al menos, 2 litros de agua al día para mantener tu cuerpo hidratado. Hasta tu piel te lo agradecerá.
– Reduce los alimentos con alto contenido en grasas, especialmente en el desayuno.
– Intenta comer carnes y pescados a la plancha. Además de mantener su riquísimo sabor reducirás el contenido en grasa que poseen.
– Comer carne, pollo, pescado o legumbres te proporcionará las proteínas necesarias.
– Come una gran variedad de alimentos asegurándote de que obtienes todas las vitaminas, minerales y nutrientes que necesitas todos los días.
– Los alimentos de grano entero te pueden ayudar a mantener tu corazón más sano.