Cómo adelgazar después de comer mucho
Si durante un periodo de tiempo te da por comer mucho y luego no te sientes bien, no desesperes. Te damos algunos consejos para adelgazar, bajar de peso y estar en plena forma con tu cuerpo.

Cómo adelgazar después de comer mucho
Es importante no saltarse la primera comida del día, es decir, el desayuno. Cuando nos despertamos tenemos el estómago vacío y aunque no tengamos apetito, lo cierto es que es bueno tomar una infusión, un zumo de frutas o un café y acompañarlo con una tostada o dos galletitas untadas con queso fresco o mermelada ligera.

Cómo adelgazar después de comer mucho
No olvides beber mucho líquido, especialmente agua, jugos sin azúcar, caldos bajos en grasa, infusiones sin azúcar y gelatinas light.

Cómo adelgazar después de comer mucho
Prepara recetas con muchos vegetales y frutas, ya que éstos te brindarán saciedad, sensación de bienestar y frescura. Además, son una buena opción para comerlos entre horas, para picar como tentempié.

Cómo adelgazar después de comer mucho
Toma pequeñas porciones de proteínas. Las más saludables las puedes encontrar en los pescados, ya que se digieren más rápido que las carnes rojas.

Cómo adelgazar después de comer mucho
Elige comidas simples que no acumulen más calorías de las que vas a gastas, ni padezcas pesadez digestiva. Evita las frituras, las carnes en salsas o cremas grasas.

Cómo adelgazar después de comer mucho
La cena debe ser ligera y siempre hacerla un par de horas antes de irte a dormir, ya que no es bueno irse a la cama mientras se hace la digestión.

Cómo adelgazar después de comer mucho
Te proponemos este menú desintoxicante:
– Desayuno: zumo recién exprimido de naranja, un plátano y unas pocas fresas.
– Almuerzo: ensalada de hojas verdes, apio y tomate, con un chorrito de aceite de oliva. Un cítrico a tu elección y una infusión con edulcorante.
– Merienda: ensalada de frutas sin azúcar y un yogurt.
– Cena: pescado a la plancha, una manzana y un té verde.