Cómo aumentar las defensas en invierno
La alimentación es importante durante todo el año, pero en invierno toma mayor importancia porque la comida nos permite aumentar las defensas de nuestro cuerpo y así evitar caer enfermos. Lo ideal es incorporar los nutrientes esenciales de manera natural, a través de una nutrición adecuada.

Incorpora a las comidas vitaminas y minerales (hierro, zinc y en menor medida selenio), así como otros elementos que participan en las defensas de nuestro organismo. Estos alimentos son básicos para una dieta equilibrada, completa y suficiente.

Por otro lado, para que el sistema inmunológico funcione correctamente debes ingerir antioxidantes. El organismo necesita oxígeno para la vida, pero en ocasiones se filtran radicales libres que pueden poner en peligro nuestra salud. Además, son los principales responsables del envejecimiento celular, pudiendo provocar mutaciones que ocasionen en algún tipo de cáncer. Los antioxidantes más importantes son la vitamina E, los betacarotenos, la vitamina C y la A.

También es fundamenta consumir alimentos que contengan hierro, lo encontramos en las carnes rojas magras. Mientras que las legumbres y los cereales integrales también contienen hierro pero en menor cantidad. Asimismo, son buenos los alimentos que contengan zinc, por ejemplo carnes, cereales integrales, huevo, mariscos y germen de trigo.

La vitamina E se encuentra principalmente en aceites (girasol, maíz, oliva, soja), frutos secos y germen de trigo. La zanahoria, el zapallo y el tomate, contienen betacarotenos. El kiwi, los cítricos (naranja, pomelo, mandarina, limón), las fresas, las cerezas, las espinacas y el brócoli, aportan grandes dosis de vitamina C.

Finalmente, la vitamina A es asimilada con los lácteos, el huevo, la manteca y la crema de leche. Recuerda que estor alimentos se deben consumir con moderación para no llenar nuestro cuerpo de grasas saturadas. Por último, para tener una salud de hierro es vital mantener hábitos saludables como realizar alguna actividad física, descansar bien y alejarse de situaciones de estrés.