Cómo cambiar los hábitos alimentarios
Si deseas iniciar una dieta para adelgazar, lo mejor que puedes hacer para bajar unos kilos y no subir de peso es modificar tus hábitos alimentarios. Comer alimentos saludables es fundamental para mantener un peso ideal y conservarlo por el resto de tu vida. Toma nota de estos consejos y comienza tu dieta cuando te sientas preparado.

Para empezar, reconoce si estás dispuesto a hacer un cambio, para ello debes estar convencido de que eliges lo mejor para ti, para tu salud y para tu cuerpo. Valora sinceramente tu motivación para hacer una dieta que pueda costarte algunos sacrificios. Busca una motivación personal para cambiar tus hábitos alimentarios, piensa que te sentirás mejor, vivirás más años, gastarás menos dinero en comida, podrás comprarte ropa de una talla menos, entre otras muchas ventajas.

Primero márcate objetivos a corto, mediano y largo plazo, para ello es recomendable hacerlo con la ayuda de un nutricionista. Elige un tratamiento o una dieta concreta y no hagas excepciones. Prepara una dieta que se adapte tus gustos alimentarios y necesidades. Recuerda que los resultados obtenidos lentamente son los que perduran en el tiempo, no te frustres si no consigues perder peso durante la primera semana.

Debes entender que disminuir la ingesta de alimentos, te servirá para bajar de peso y disfrutar de otros beneficios: sentirte más cómodo con tu cuerpo, practicar deporte sin fatigarte, mejorar tu estado de salud y te podrás poner ropa que antes te venía pequeña. No comas por pasar el rato. La clave del éxito es: comer menos, cocinar alimentos más saludables y aumentar el gasto de energía practicando ejercicio físico.