Cómo evitar el Jet Lag
Se acercan las vacaciones y destinos como Nueva York o Japón se barajan entre las posibilidades. Si vas a viajar a uno de estos sitios o a otro en el que la diferencia con España sea muy grande, debes tener en cuenta el Jet Lag. El Jet Lag es muy conocido por todos pero a lo mejor no es tan conocido qué hacer para evitarlo remedios para disminuir sus síntomas.

¿Qué es el Jat Lag? El Jet Lag, también conocido como descompensación horaria o disritmia circardiaca es un desequilibrio producido entre el reloj interno de una persona y el nuevo horario que se establece al viajar en avión largas distancias. Nuestro organismo está programado para vivir el día y la noche. Muchos procesos corporales se rigen según este “reloj fisiológico” de 24 horas, según la temperatura, las hormonas, la digestión, la tensión y el estado cerebral. Este ciclo de actividad cada 24 horas se llama el ritmo circadiano y si uno viaja a otra franja horaria, se distorsiona el ritmo circadiano lo que puede provocar trastornos físicos. Si viaja hacia al este no tendrá sueño cuando haya llegado la noche y si viaja al oeste tendrá sueño en pleno día. El ciclo circardiano se confunde menos si se va al oeste porque prolonga la experiencia del reloj corporal.

Los síntomas del Jet Lag son la fatiga, problemas digestivos, vómitos, diarreas, despiste, falta de memoria, irritabilidad o apatía. Para evitar estos síntomas intenta dormir bien antes de subir al avión y lleva ropa cómoda. Come varias veces y sobre todo fruta. Evita las bebidas alcohólicas y la cafeína y bebe mucha agua. Una vez en el avión intenta dormir adaptándote a las horas del destino al que vayas. Es recomendable llevar para el vuelo unos tapones, una almohada y un antifaz.

Si a pesar de estas prevenciones sufres Jet Lag hay alguno strucos para adaptarse al nuevo huso horario. Lo primero que debes hacer es estar bastante rato en la calle para que te dé el sol y se reprograme en reloj corporal. También es bueno hacer ejercicio físico intenso el primer día de llegar a uno de estos destinos. Y por último, aunque se tenga sueño, hay que evitar dormir durante el día. Toma un poco de café o té e intenta aguantar hasta la hora que se haga de noche en tu nuevo lugar de estancia, debes seguir la misma rutina de sueño todos los día que estés allí.