Conocer cómo se realizan las mamografías
Una mamografía es una radiografía de los senos. Se utiliza para detectar tumores y para ayudar a diferenciar problemas cancerígenos benignos o malignos. ¿Cómo se realiza el examen? Pasarás a una sala donde encuentres el equipo. Tendrás que quitarte la parte de arriba pero, te darán una bata para que te tapes. Dependiendo del tipo de equipo usado, podrás permanecer sentada o de pie. Una mama se colocará sobre una superficie plana que contiene la placa de rayos X.

Un dispositivo denominado compresor presionará firmemente contra la mama para ayudar a aplanar el tejido mamario. Las imágenes de rayos X se toman desde varios ángulos. Se puede pedir a la paciente que contenga la respiración mientras se toma cada imagen. A veces se te pedirá que regreses en una fecha posterior para tomarte más imágenes mamográficas.

Esto, no siempre significa que tengas cáncer de mama. El médico puede volver querer a revisar el área si esta no se veía con claridad. La mamografía digital es una técnica nueva que permite obtener una imagen de rayos X del pecho que se visualiza y se manipula a través del ordenador. La precisión de esta técnica es mucho mejor pero estos aparatos no están disponibles en todas las clínicas.

¿Cómo debes prepárarte para la prueba? Recomiendan no ponerse desodorante, perfumes, talcos ni ungüentos bajo los brazos o en las mamas el día de la mamografía. Estas sustancias pueden oscurecer las imágenes. Quítate las joyas del cuello y las que lleves por el pecho. Si estás embarazada o te encuentras en el periodo de lactancia debes avisárselo al médico.