Conocer el hipertiroidismo
El hipertiroidismo se produce cuando existen demasiadas hormonas tiroideas circulando por el cuerpo. Normalmente, la glándula pituitaria es la que controla la velocidad de producción de la hormona tiroidea. La glándula pituitaria está localizada en la base del cerebro. Cuando la tiroides no suministra suficientes hormonas, la glándula pituitaria libera hormonas estimulantes del tiroides (TSH) para estimular la producción de hormonas tiroideas en la glándula.

Si la tiroides produce demasiadas hormonas, la hipófisis deja de producir las TSH. Esto significa que los altos niveles de hormonas tiroideas reducen el nivel de TSH, dando lugar a la falta de estímulo adicional de la glándula tiroides. Estos excesos pueden producir diferentes procesos químicos en el cuerpo, que pueden causar cambios físicos e incluso mentales.

Estas hormonas regulan la velocidad a la que quemas tu energía y también regulan el crecimiento y la tasa de reacciones químicas (metabolismo) en el cuerpo. Al principio no hay síntomas de este problema, pero poco a poco empezarán a producirse una serie de síntomas que se acentuarán con el paso del tiempo y que también dependerán de la edad el paciente. Aquí tienes algunos de los síntomas más comunes:

– Inquietud y nerviosismo
– Temblores
– Frecuencia cardíaca rápida o palpitaciones
– Ojos desorbitados y una tendencia a mover demasiado los párpados
– La pérdida de peso a pesar de sufrir un aumento del apetito
– Sudoración excesiva y la intolerancia al calor
– Movimientos intestinales frecuentes
– Fatiga y debilidad
– Insomnio
– Pérdida de cabello
– Disminución de la concentración
– Irregularidades y disminución del flujo menstrual