Conocer el síndrome compartimental
El síndrome compartimental, básicamente se puede definir como una inflamación masiva de los músculos de una zona determinada. Muchas veces, este problema suele producirse en las piernas. Existen cuatro compartimentos en la pierna, cada uno con un grupo muscular. Cada compartimento se define por su fascia, la gavilla blanca y el fino tejido que separa los músculos de la piel y el hueso. Cuando un músculo se inflama, puede aplastar a los nervios cercanos y a las arterias.

Algunos pacientes necesitan un seguimiento permanente ya que pueden perder la capacidad de caminar. En casos raros, la amputación llega a ser necesaria. Una vez que se inicia el síndrome compartimental, se tienen cerca de ocho horas para abrir la fascia múscular. Pero en la mayoría de los casos, nadie sabe cuando el reloj se pone en marcha, ya que los síntomas son muy sutiles.

Puede producirse algo de entumecimiento en el pie. Este entumecimiento puede pasar a convertirse en un dolor constante en la zona. El síndrome compartimental es raro, por lo que se necesita determinar exactamente ya que puede ser una alarma falsa. Se debe estudiar con detenimiento para no producir al paciente grandes cicatrices o directamente la amputación de alguna zona. Las causas por las que se produce este problema pueden ser muy variadas:

– Un gran número de lesiones en una zona que se complican con alguna fisiopatología.
– Presión demasiado alta.
– Aumenta o disminuye el contenido líquido de la zona. El aumento puede ser producido por ejemplo por el uso intenso del
– Disminución del tamaño de un compartimento que puede ser producido por diferentes motivos como por ejemplo una escayola.