Conocer el tétanos
El tétanos, también conocido como trismo, es una enfermedad grave pero prevenible que afecta a los músculos del cuerpo y los nervios. Normalmente se debe a una herida en la piel que se contamina por una bacteria llamada Clostridium tetani, que a menudo se encuentra en el suelo. Una vez que la bacteria se aloja en el cuerpo, produce una neurotoxina (una proteína que actúa como un veneno para el sistema nervioso del cuerpo) conocido como tetanospasmina que causa espasmos musculares.

La toxina afecta a los nervios que controlan los músculos que se encuentran cerca de la herida. También se puede desplazar a otras partes del cuerpo a través del torrente sanguíneo y al sistema linfático. A medida que circula libremente, la toxina interfiere en la actividad normal de los nervios de todo el cuerpo, es por esto que se producen los espasmos musculares generalizados. Sin tratamiento, el tétanos puede ser mortal.

En la mayoría de los casos de tétanos se produce por un corte o lesión punzante profunda, como una herida. A veces, la lesión es tan pequeña que puede que no sea detectada por un médico. Otra forma de tétanos, es el tétanos neonatal. Este se produce en los recién nacidos que se entregan en condiciones insalubres, sobre todo si el cordón umbilical se contamina.

Las vacunas de rutina contra el tétanos producen anticuerpos que las madres pasan a sus bebés antes de nacer. Estos anticuerpos maternos han conseguido que esta enfermedad sea muy rara en los países desarrollados. De hecho, en general esta enfermedad se ha convertido en un problema muy raro del que por ejemplo sólo se han dado 50 casos graves en Estados Unidos desde 1995.