Conocer el vinagre
Como aderezo para ensaladas, para la eliminación de manchas… sea cual sea su utilización, el vinagre siempre es una buena solución. Por si no lo sabías, el vinagre es perfecto para ayudarnos a realizar la digestión, gracias a los minerales y ácidos que contiene. También colabora con la destrucción de bacterias, hongos e incluso parásitos intestinales. ¿Cuáles son los ingredientes de vinagre blanco?

El vinagre es una solución acuosa que contiene alrededor de un 5% de ácido acético, que es un componente común en la mayoría de las conservas. Unas de las fuentes más importantes para obtener este vinagre (blanco) son el maíz y el arroz. Por lo general, estos granos se rocían con poca agua y se ponen dentro de una olla cubierta con una tela de muselina mojada. Después de que su contenido quede como triturado se obtendrá una masa que ahora se somete a la conversión del almidón.

Mediante una serie de procesos, se obtendrán unos azúcares. Estos, se convertirán en alcohol etílico mediante la fermentación alcohólica con la ayuda de las bacterias de la levadura. Después de la fermentación, el alcohol se convierte en ácido acético. Esto finalmente da como resultado el vinagre. Algo muy llamativo es que en el producto obtenido, no hay ningún contenido de alcohol.

Además del maíz y el arroz, el trigo, la cebada y el centeno también se pueden utilizar para realizar vinagre blanco. Existen diferentes tipos de vinagres. Los más importantes son: blanco o de caña, de frutas, de sidra o de manzana, de vino, de malta, de granos, balsámico, de jerez, de hierbas, vinagreta y escabeche.