Conocer la acupresión
La acupresión es una técnica medicinal, parecida a la acupuntura, que utiliza los dedos o las manos en lugar de las agujas. Su objetivo final es el mismo; estimular lo que llaman el chi (energía) presionando ciertas partes del cuerpo. Esta técnica es más antigua que la acupuntura. Muchos médicos y profesionales de la salud dicen que los métodos de estas dos técnicas son de gran ayuda para el alivio de diferentes dolencias y enfermedades.

Al parecer, el cuerpo acumula una serie de gases que le producen diferentes dolores. La acupresión alivia estos dolores gracias a la presión de esos puntos “congestionados”. Una de las ventajas que esta técnica tiene sobre la acupuntura es que, al utilizar simplemente los dedos, esta se la puede realizar uno mismo. Poco a poco, puedes ir aprendiendo dónde debes ejercer esa presión.

Una vez que domines los conceptos básicos, el resto es fácil, de hecho, también es simple y seguro. El error más común que se suele cometer, es el exceso de presión. Debes tener paciencia, ya que este es un proceso lento. Al igual que el dolor tarda bastante tiempo en manifestarse, también puede tardar tiempo en desaparecer.

Básicamente, tu cuerpo es como una gran ciudad, los meridianos son las líneas de metro y los puntos son las paradas de dicho metro. En la acupresión, los puntos están situados en dos de estos meridianos. Uno es el conocido como el canal de Administración; columna vertebral, cerebro y sistema nervioso. El otro, llamado el canal de la Concepción, está vinculado a los sistemas digestivo y reproductor.