Conocer la esquizofrenia
La esquizofrenia es una enfermedad del cerebro. En concreto, es un trastorno cerebral crónico y grave que afecta aproximadamente al 1% de los hombres y mujeres de todo el mundo. En los hombres, los primeros síntomas de la esquizofrenia generalmente comienzan en la adolescencia. Las mujeres suelen experimentar un inicio más tardío de la enfermedad, entre los 20 y los 30 años. La esquizofrenia es una enfermedad episódica, lo que significa que la intensidad de los síntomas puede variar con el tiempo.

El cerebro está formado por millones de células llamadas neuronas, que están organizados en las diferentes regiones del cerebro. Las neuronas en algunas regiones del cerebro son las encargadas de recibir y procesar la información sensorial (vista, gusto, etc.). En otras regiones se encargan de procesar las emociones, como por ejemplo el miedo. Sin embargo, otras regiones del cerebro son las responsables de organizar y coordinar la información de todas las partes del mismo.

Lo importante, es la buena conexión de todas las neuronas de las diferentes regiones. La información se transmite de una neurona a otra mediante el envío de mensajes químicos. Ese proceso de comunicación se denomina sinapsis, y los mensajeros químicos se llaman neurotransmisores. La mayoría de los médicos y los científicos creen que un desequilibrio en un neurotransmisor llamado dopamina es el que comienza con el proceso del desarrollo de la esquizofrenia.

La dopamina está involucrada en la transmisión de señales que permiten que se den los pensamientos y sentimientos. Algunas investigaciones sugieren que las personas con esquizofrenia tienen demasiada dopamina en ciertas regiones cerebrales. Los medicamentos que funcionan mejor para controlar los síntomas de la esquizofrenia parecen regular los niveles de dopamina en el cerebro.