Conocer la fatiga
La fatiga es una condición muy común que implica un cansancio inusual. Si dura bastante tiempo, puede ser un síntoma claro de algún tipo de enfermedad. Nunca debe ser ignorada. La fatiga puede ser causada por diversos factores físicos y emocionales. Un estilo de vida saludable, incluyendo una buena dieta y hacer ejercicio, puede ayudar a aliviar y prevenir la fatiga.

Podríamos definir la fatiga como una condición que se caracteriza por un sentimiento de cansancio sin razón aparente. Este problema, también puede inducir sentimientos de insuficiencia, baja motivación e incluso depresión. Simplemente, la fatiga, es una señal de que algo va mal en alguna parte del cuerpo. La fatiga puede ser sufrida tanto por hombres como por mujeres. Puede haber muchas razones por las que aparezca la fatiga. Las causas pueden ser físicas o emocionales. Algunas causas físicas son:

– Encefalomielitis Miálgica (fatiga que dura seis meses o más). También conocida como fatiga crónica
– Lupus eritematoso sistémico u otras enfermedades del tejido conectivo
– Mala alimentación
– Alergias
– Esclerosis múltiple
– Hipotiroidismo
– Leucemia
– VIH
– Anemia
– Síndrome Premenstrual (SPM)
– Menopausia
– La falta de sueño después del parto y cuando se cuida de niños pequeños o personas enfermas o con discapacidad
– Las migrañas

Respecto a las causas emocionales, aquí tienes algunas de las más habituales:
– Aburrimiento: extrema monotonía o la falta de interés en las rutinas diarias
– Cambios: hacer frente a una crisis importante de la vida, tomar decisiones importantes, divorcios, jubilación, etc.
– Depresión
– Ansiedad