Conocer la hipoglucemia
Se define la hipoglucemia como aquel trastorno que afecta al metabolismo de los hidratos de carbono y se debe a un exceso de producción de insulina en el páncreas, lo que hace que el nivel de glucosa se mantenga por debajo de lo normal. Los valores normales de glucosa están entre 70 a 110 mg/dl. Si esos valores están por debajo de 40-50 mg/dl se puede hablar de hipoglucemia.

Normalmente esta dolencia es de tipo hereditario, pero la alimentación que seguimos en la actualidad ha dado paso a un nuevo tipo de hipoglucemia denominada “funcional”, debida a la ingesta de grandes cantidades de hidratos de carbono de simples y muy pocos complejos, lo que hace que el páncreas deba producir una gran cantidad insulina muy a menudo hasta que termina haciéndolo de forma habitual.

Los síntomas se suelen presentar a las pocas horas de haber tomado una comida muy rica en azúcares y grasas, y entre los más habituales se encuentran:

– Mareos, desmayos y dolor de cabeza

– Ansiedad, depresión y confusión.

– Sensación de hambre con un gran deseo de comer cosas dulces.

– Insomnio, nerviosismo e hinchazón en los pies.

Para detectar la hipoglucemia el método más seguro es realizar al paciente una prueba de tolerancia a la glucosa. Sin embargo, existen casos en los que el resultado de esta prueba ofrece valores correctos pero el paciente sigue presentando los mismos síntomas. En estos casos es necesario un control de la dieta para ver si los síntomas mejoran.

En estos casos algunas de las pautas dietéticas que se deben seguir son:
– No tomar azúcar.

– Evitar el alcohol, los alimentos preparados, enlatados o ricos en sal.

– No tomar bebidas gaseosas

– Consumir alimentos ricos en fibra. Incluir frutas, vegetales (crudos o al vapor), cereales integrales y legumbres.