Conocer la técnica Alexander
La técnica Alexander no te ayudará a perder peso, sino que te ayudará a mejorar tus posturas, gracias al aumento de la flexibilidad. Gracias a esto, podrás reducir tus achaques y dolores. Durante su realización, se enseña al alumno a cambiar sus hábitos posturales. Muchas veces, las posturas son las culpables directas de los dolores que se sufren en diferentes partes del cuerpo.

Se trata de alterar tus malas posturas mediante el asesoramiento de un maestro que te mostrará como debes deshacerte de la tensión acumulada de la cabeza a los pies. Muchos médicos, sólo se centran en la cabeza y en el cuello como principales causantes de los dolores corporales pero, en realidad una mala postura general es la que más puede afectar.

Como te comentábamos, esta técnica no te ayuda a perder peso pero, gracias al bienestar que te producirá podrás realizar más actividades físicas como por ejemplo, dar largos paseos. Reduce el estrés, así como la tensión. La técnica de Alexander puede ayudar a deshacerse de los dolores de cabeza, reducir la presión arterial alta y ayudarte a sentirte más a gusto contigo mismo.

Su mayor desventaja es su precio. Normalmente por unos 30-40 minutos de sesión el precio ronda casi los 40€. Puedes planteártelo como una inversión a corto plazo, ya que en cuanto corrijas tus posturas puedes reducir el número de clases. Debes encontrar un instructor cualificado para realizar esta actividad. Pide referencias antes de apuntarte a una clase o contratar los servicios de un profesor particular. Recuerda que cuando asistas a clase debes llevar una ropa muy cómoda para que te puedas mover a gusto.