Conocer  la uveítis
La uveítis es una inflamación de una parte del ojo llamada la úvea. El globo ocular se encuentra formado por tres capas. La úvea es la capa que se extiende entre la capa externa (la esclerótica) y la interna (la retina). Este problema puede ser producido por alguna infección causada por algún virus (herpes, por ejemplo) o por algún hongo (por ejemplo, histoplasmosis). También se puede producir por algún tipo de traumatismo o por la exposición a diferentes sustancias químicas. En muchos casos (hasta el 75%), las causas no pueden determinarse. Esta se clasifica en función de la estructura que se ve afectada:

– Uveítis anterior: afecta a las partes de la úvea situadas en la parte frontal del ojo, el iris y el cuerpo ciliar.
– Iritis: inflamación del iris
– Iridociclitis: inflamación de ambos iris y del cuerpo ciliar.

La uveítis anterior es la más común. La inflamación puede afectar a un solo ojo y es más común en personas jóvenes o de mediana edad. La uveítis intermedia (o periférica), también suele ser bastante común. Esta, afecta a la zona que está inmediatamente detrás del cuerpo ciliar y el borde más cercano a la retina. Los signos y síntomas de la uveítis pueden ser muy sutiles, y varían dependiendo de la localización y la gravedad de la inflamación. Los síntomas pueden incluir:

– Ojos rojos y dolor
– El ojo afectado está lloroso
– Visión borrosa
– Fotofobia (sensibilidad a la luz)
– Pupilas pequeñas
– Parpadeo excesivo