El virus de la variola
La variola es un virus miembro de la familia ortopoxvirus. Otros virus de esta familia incluyen la viruela y el virus vaccinia. La variola es una extraña enfermedad. Hace años, la enfermedad era muy normal entre los seres humanos pero, desde la inyección creada por el doctor Edward Jenner la enfermedad se limita más a pequeños mamíferos. El último caso registrado de una vaca con viruela fue en el Reino Unido en 1978. En ocasiones, la enfermedad se puede transmitir al ser humano pero, esto suele ser muy raro.

El núcleo del virus de la viruela de las vacas se cree que está en pequeños animales del bosque, tales como los ratones. Los gatos y las vacas, que pueden albergar el virus, pueden haber estado en contacto de forma accidental con estos animales infectados y haber sido contagiados. El virus de la viruela de la vaca, similar a la de otros ortopoxvirus, se ve mejor usando técnicas microscópicas electrónicas de tinción negativa.

Esta técnica revela detalles de la superficie. El virus de la viruela de las vacas es ligeramente ovalado y tiene una superficie de apariencia muy estriada. La infección humana se cree que se debe al contacto directo con el animal infectado. El virus también puede entrar a través de una herida abierta. Hace ya mucho tiempo, los agricultores expuestos regularmente al ganado podían ser contagiados al ordeñar las vacas.

La variola, suele ser evidente a medida que las llagas (llenas de pus) en las manos y en la cara aparecen. Posteriormente, estas llagas se tornan en puntos negros antes de desvanecerse. En casos raros, el virus puede distribuirse por todo el cuerpo y llegar a causar la muerte.