Consejos diarios para dormir como un bebé
Como te comenté hace unos días en el artículo: “Qué le ocurre a tu cerebro cuando duermes poco” es tremendamente necesario poder dormir adecuadamente tanto para salud emocional, como para la salud física como para que tu cerebro se mantenga en condiciones y así poder evitar algunas enfermedades del cerebro. Pero aunque esto lo sabemos todos, la realidad es que a muchas personas les cuesta horrores poder conciliar el sueño cada noche.

Es muy difícil para algunas personas poder conciliar el sueño y es que parece que el sueño nos rehúye cuanto más ganas tenemos de querer quedarnos dormidos. Es posible que esto que te estoy diciendo ya lo sepas de buena mano porque te ocurre diariamente. Es importante que si quieres dormir más y mejor cambies algunos hábitos en tu día a día para conseguirlo. ¿Quieres algunas consejos?

Caminar al aire libre por la mañana

La luz del sol es lo que desencadena en tu cerebro la suficiente energía para afrontar tu jornada de la mejor manera, te hace despertar. La luz viaja en la retina y su influencia hará que se produzca la hormona de la melatonina por lo que se reestablecerá el reloj del sueño. Cuando el sol te da por la mañana podrás sentirte más despierto durante el día y cuando llega la noche al no haber luz, te entrará sueño de forma natural.

Dormitorio en oscuridad

Hay personas que les cuesta mucho dormir si no es con un poco de luz, pero la realidad es que tu cerebro necesita oscuridad (aunque haya algo de luz que entre por la ventana) para poder descansar. Sólo minimizando la luz tu cerebro podrá recibir el mensaje de que es hora de dormir. Para que tengas mayor efecto apaga cualquier dispositivo electrónico porque te quitarán el sueño.

Consejos diarios para dormir como un bebé

Ejercicio de forma regular

Una buena rutina de ejercicio diario te ayudará a dormir mejor pero también a que se sientas bien tanto física como emocionalmente. Para que te ayude a mejorar el sueño tendrás que hacer un mínimo de 150 minutos a la semana.

Ducha con agua templada antes de ir a la cama

Una ducha de agua templada te ayudará a sentirte más relajado/a por la noche y por tanto te ayudará a que te duermas con mayor facilidad por la noche. La temperatura corporal cae por la noche y alcanza su punto más bajo durante el sueño, por eso el descenso de temperatura corporal es uno de los mecanismos que nos hacen tener sueño.

Para mejorar la somnolencia por el efecto enfriamiento es buena idea tomar una ducha o baño con agua templada o caliente antes de ir a la cama. La ducha te calienta y el efecto calentamiento desaparece, a medida que tu cuerpo se enfría te entrará el sueño.