Consejos para beber más agua
Consumir agua es importantísimo para la salud. Además, ahora que se aproxima el verano y las temperaturas se elevan por encima de la media, es recomendable hidratarse continuamente para evitar la temida deshidratación y los golpes de calor.

Aunque un refresco no sienta nada mal en la playa, lo cierto es que el mejor aliado contra la sed es el agua. Por eso, para aquellos que estéis acostumbrados a consumir bebidas alternativas y muy poca agua, os ofrecemos una serie de recomendaciones para que incluyáis el agua en vuestra dieta habitual

– En el trabajo: El café o la Coca-Cola pueden ser sustituidos por el agua. Aunque sabemos que muchos podéis ser casi adictos a esas bebidas con cafeína, lo cierto es que os hará bien ir bebiendo cada vez más agua en el puesto de trabajo.

– Llevar una botella siempre encima: Llevar una botella siempre encima es muy importante para estar siempre hidratado y no tener la boca seca. Para las mujeres es más fácil gracias al bolso aunque cada vez hay más hombres que también llevan las denominadas “mariconeras”.

– Inclusión progresiva: Sabemos que no te será fácil abandonar tu bebida favorita para empezar a beber agua. Por ello, te proponemos que empieces a beber mitad y mitad de las dos cosas y así poco a poco incorporarás el agua en tu dieta.

– Fijación de horarios: Aunque parezca más digno de un medicamento, no es una mala idea fijarse horarios aproximados para la ingesta de agua. Antes de comer, antes de ir a dormir, antes de ir a practicar deporte… cualquier momento es bueno para beberse un vaso de agua.

– Dar sabor al agua: Si por lo que sea eres de los que dicen que el agua está mala, puedes añadir unas gotas de naranja o limón para que bebértela sea más placentero.

– Una buena planificación: Para controlar la cantidad de agua que estás consumiendo, una buena idea es colocar las botellas de agua o vasos que vas a consumir en la nevera. Así, tendrás que ir bebiendo hasta acabarte todo el agua antes de irte a dormir.