Consejos para controlar la tos
A continuación, tienes unos cuantos consejos que te ayudarán a controlar la incómoda tos:

- Te ayudará mucho respirar el vapor de un vaporizador, de una ducha caliente o de una olla de agua hirviendo. El aire húmedo calma las vías respiratorias y aflojar la congestión nasal. Hace que las flemas se “disuelvan” más y no estén tan agarradas a la garganta y los pulmones. Unas cuantas gotas de aceite de eucalipto te ayudará en este proceso.

- Elevar la cabecera de tu cama. Esto permitirá que sus senos paranasales y fosas nasales puedan drenar mejor y no se produzca ese “cosquilleo” en la garganta.

- Deja de fumar. El humo u otros irritantes, tales como algunos productos químicos, pueden ser una causa de la aparición de la tos.

- Bebe, por lo menos, ocho vasos de agua al día. Esto es especialmente importante si tu tos se debe a una enfermedad. El agua es el mejor expectorante que puedes tomar y te ayudará a diluir el moco y a aflojar la tos.

- No uses remedios expectorantes de venta libre para la tos, ya que sólo suprimen los síntomas y no tratan el problema subyacente. Trata de comer chiles picantes o cualquier tipo de picante ya que es un remedio natural para la expectoración del moco.

- Durante el invierno, si tu casa es seca, usa un humidificador o un vaporizador en tu habitación por la noche. Esto ayudará a diluir el moco.

- Bebe té caliente para disolver el moco, humedecer y abrir las vías respiratorias.

- Evite los alimentos que aumenten la producción de moco, tales como los productos lácteos, la carne y los alimentos fritos.