Consejos para corredores principiantes
El jogging es un deporte que cada año alcanza más popularidad. Quienes lo practican hablan de sus múltiples beneficios, tanto para el cuerpo como para la mente, ya que, además de mantener nuestro cuerpo en forma, nos ayuda a relajarnos y a eliminar las tensiones del día a día. Esto hace que muchas personas se decidan a probarlo y, sin más, se lancen a correr desde el primer día, lo cual puede acarrear lesiones y dolencias. Para evitarlas y poder disfrutar de los beneficios de la carrera, es bueno seguir una serie de consejos:

– Hazte un chequeo médico: Es imprescindible antes de comenzar, sobre todo si hace mucho que no haces deporte, o si tienes alguno de los factores que pueden causar algún problema, como sobrepeso, hipertensión, edad avanzada, etc. Será el médico quien nos diga si somos aptos para practicar este ejercicio.

– Equípate bien: Debes contar con unas zapatillas específicas para running o jogging de modo que tus pies estén protegidos y absorban el impacto de la carrera en tus extremidades. En cuanto a la ropa, puedes utilizar cualquier prenda deportiva con la que te sientas cómodo, adaptándola a la época del año.

– Elige bien el lugar donde vas a correr, donde cuentes con zonas llanas de tierra, lo que te facilitará la carrera.

– Calienta durante unos diez minutos antes de empezar a correr, combinando el calentamiento con estiramientos para poner a punto los músculos de las piernas. No olvides calentar las rodillas.

– Comienza poco a poco: Al principio deberemos simultanear la caminata con la carrera, aumentando progresivamente el tiempo dedicado a la carrera al tiempo que disminuimos el de caminar. – Sal a correr dos o tres días por semana dejando, como mínimo, un día de descanso para permitir que tu cuerpo se recupere.