Consejos para evitar resfriados y gripes
Si tomas notas de los siguientes consejos sobre los hábitos de higiene, podrás defenderte mejor de las infecciones y evitar posibles resfriados o gripes. Con algunas pequeñas medidas, estarás más protegido de los virus y por lo tanto gozarás de una vida más sana.

1. Lavate las manos antes de comer
Las personas que se lavaran las manos cinco veces por día, reducen un 45% la incidencia de enfermedades respiratorias. Enjuágate las manos varias veces, yapara que el jabón desinfectante haga su efecto de limpieza. También, recuerda lavarte bien debajo de las uñas.

2. Evita siempre que puedas los baños públicos
Las personas que no se lavan las manos después de usar un baño público, tienen más posibilidades de contagiarse alguna enfermedad vírica común. Truco: Usa la toalla para abrir y cerrar la puerta, ya que el pomo suele contener gran cantidad de gérmenes.

3. Utiliza siempre un desinfectante de farmacia
Los resfriados se contagian por contacto mano con mano o con objetos, donde los virus pueden vivir muchas horas. Si después te tocas la boca o la nariz con los dedos, corres riesgo de enfermarte. Utiliza siempre un gel o toallitas desinfectantes y para lavarte las manos a menudo.

4. Vacúnate todos los años contra la gripe
La mejor medida preventiva contra la gripe es la vacuna. Especialmente para personas que trabajan en hospitales, centros de salud, personas mayores de 65 años y mujeres embarazadas.

5. Deja de lado ese sentimiento de culpa
Culparte de todo lo malo que te pasa hace que tengas las defensas más bajas y seas más propendo a pillar resfriados o gripes. Evita el estrés, ya que puede afectar el sistema inmunitario.

6. Utiliza cajas de pañuelos
Compra cajas de pañuelos desechables y colócalas en puntos estratégicos de la casa, la oficina y el coche. De eso modo, quien tosa, estornude o se suene la nariz, tendrá pañuelos a mano, y no propagará gérmenes, evitando el contagio a otros.

7. Emplea un humidificador
El aire seco en el ambiente favorece los virus del resfriado, por eso es más común costiparese en el invierno. Las membranas mucosas se resecan, la nariz y la garganta tienden a irritarse. Emplea humidificadores en los interiores.

8. Cuidado al frotarte los ojos
Si te pican los ojos, es mejor rascarte con los nudillos ya que están menos contaminados con virus que las puntas de los dedos.

9. Cambia tu cepillo de dientes cada 3 meses
El cepillo sirve para dejar limpios nuestros dientes, sin embargo si no lo cambiamos a menudo puede convertirse en una acumulación de gérmenes. La mayoría de los dentistas recomienda cambiarlo cada dos o tres meses y limpiarlo bien después de pasar la gripe.

10. Cocina con ajo
Según varios estudios, el ajo hace más resistente tu cuerpo a agentes externos, por lo que es ideal para protegernos de posibles resfriados.

11. Practica ejercicio
Sal a dar un paseo, monta en bicicleta o apúntate a clases de baile. Practicar ejercicio semanalmente favorece las defensas y nos hace más fuertes. Mejorarás en calidad de vida, salud y padecerás menos resfriados.

12. Mucha meditación
De vez en cuando, siéntate en un cuarto sin ruidos y con luz tenue, cierra los ojos y deja la mente en blanco. Está comprobado que meditar reduce el estrés, estarás más descansado y evitarás sensaciones de malestar.

13. Comer yogurt de postre
Las personas que comen un yogur por día, contraen menos resfriados que quienes no lo hacen. Ayuda a fortalecer tus defensas gracias a sus componentes naturales.

14. Abre las ventanas de tu casa para renovar el aire
Un poco de aire fresco en la casa mantendrá bajo control a virus y bacterias, especialmente cuando tenemos la calefacción muy alta.

15. Cambia frecuentemente las toallas de mano
Utiliza agua caliente para matar los gérmenes de todas las toallas del hogar.

17. No tomes antibióticos sin receta médica
El resfriado, la gripe y muchas otras enfermedades infecciosas comunes son causadas por virus, y no son tratables con antibióticos. Si los tomas cuando no los necesitas, cuando realmente tengas alguna infección no te serán tan efectivos.

18. Estornuda y tose sobre el brazo o en un pañuelo
Al estornudar o toser, lo menos recomendable es taparnos la boca con la mano, ya que esto hace que nuestros dedos queden cubiertos de gérmenes, y al tocar objetos o saludar con la mano, podemos esparcirlos.