Te levantas por la mañana tras una noche de fiesta y alcohol, sientes un malestar general, ojos rojos, vómitos, dolor de cabeza, dolor muscular, incluso convulsiones. Lo que sufres es un cuadro de resaca, padecido al despertar tras ingerir las horas antes gran cantidad de alcohol en exceso. Si te gusta tomar bebidas alcohólicas, lo mejor es hacerlo con moderación. Recuerda que las mujeres son más sensibles a los efectos del alcohol.

Consejos para no tener resaca
No bebas en ayunas, es mejor tener algo en el estómago para que el alcohol no pase directamente a la sangre. Come alimentos con contenido graso que retardan la absorción del alcohol. Evita los dulces ya que aceleran los efectos del alcohol.

Consejos para no tener resaca
No bebas más alcohol del que tu cuerpo pueda metabolizar, evitando su acumulación y por lo tanto los efectos indeseables. Si estás tomando algún tipo de medicamento, comprueba que la ingesta de alcohol no esté contraindicada.

Consejos para no tener resaca
Bebe despacio, deja la copa luego de cada trago. Si la mantienes en tu mano tenderás a beber más deprisa y al poco tiempo tendrás más sed y por lo tanto ingerirás más alcohol. Nunca dejes solo a alguien que se ha embriagado.

Consejos para no tener resaca
Nunca conduzcas bajo los efectos del alcohol. Recuerda que los efectos del alcohol son más severos dos horas después de haber bebido. Duerme un rato antes de conducir, no lo hagas si ves que no controlas.

Consejos para no tener resaca
La mezcla de diferentes tipos de bebidas no suele ser buena. Por el contrario, eso no hará que estés más borracho. Lo que en realidad afecta es la cantidad de alcohol y su graduación. No es lo mismo una copa de vino que un cubata con vodka.

Consejos para no tener resaca
El café sólo hará que te percibas más despierto, no disminuye los efectos del alcohol. Lo mismo pasa si te das una ducha de agua fría. Por lo tanto, la lentitud en los reflejos y la falta de control en las distancias se mantienen.

Consejos para no tener resaca
Si han pasado más de dos horas tras la ingesta de alcohol, no servirá de nada que intentes producirte el vómito. El alcohol ya no se encuentra en tu estómago. Si entiendes que tienes problemas con la bebida, busca ayuda o acabarás destrozando tu vida.