Consejos para viajar estando embarazada
En épocas pasadas, cuando las mujeres se quedaban embarazadas, no realizaban ninguna actividad que se saliera de sus quehaceres habituales y se impedía que realizasen viajes. . Sin embargo, el estar embaraza no es obstáculo para poder llegar a otros países, y sólo es necesario tener una serie de precauciones a la hora de volar.

Es necesario llevar ropa cómoda que no nos prima en ningún omento así como, si el medio de transporte lo permite, poder dar costos paseos durante el vuelo.

En el caso de viajar en avión, las embarazadas no suelen tener ningún problema excepto cuando faltan tan sólo 15 días para el parto o cuando están contraindicados por el médico.

Lo mejor es tener un asiento cercano al aseo para así movernos con mayor seguridad y acceder al baño con más facilidad. También es necesario beber agua de forma continua para evitar la deshidratación.

Si viajamos en barco podemos hacerlo con total tranquilidad, ya que no supone ningún problema excepto que nos podemos marear con mayor facilidad que si no estuviéramos embarazadas.

Si viajamos en coche, deberemos utilizar el cinturón de seguridad. Muchas mujeres embarazadas no lo hacen porque sienten que el cinturón les oprime a ellas y al bebé, pero es mucho más seguro conducir con el cinturón de seguridad puesto. Lo importante es adecuarlo a las distintas circunstancias de cada persona.

Sin embargo, debemos utilizarlo del siguiente modo: La cinta inferior del cinturón descansará sobre la parte baja del vientre, tan baja como sea posible. La cinta superior del cinturón debe pasar entre los pechos y cruzar el hombro.
Es Imperante también no poner el cinturón alrededor del abdomen, ya que esto puede causar lesiones en el feto.