Consejos sanitarios para ir de viaje
El verano es la época de las vacaciones y de los viajes, un tiempo que dedicamos al ocio y a disfrutar. Para que todo salga estupendo debes de tener en cuenta unos consejos de salud antes de partir, especialmente si vas a emprender viajes largos.

Vacunación. Si vas a viajar a un país tropical o con unas condiciones sanitarias deficientes debes tener precauciones antes de viajar e informarte sobre las vacunas que es recomendable que te pongas. Si vas a viajar sobre todo a África o a América del sur es conveniente que visites un centro especializado en enfermedades importadas y preguntes qué vacunas necesitas. Las vacunas más comunes son contra la fiebre amarilla, lapoliomelitis, fiebres tifoideas, hepatitis A y B, antitetánica o la profilaxis contra la malaria.

Para obtener toda la información que necesites visita la web de Centros de vacunación internacional en España del Ministerio de Sanidad y Consumo. Por lo general es común tener que ir con cita previa luego, hazlo cuanto antes, ya sabes que en estas fechas hay mucha demanda. También debes tener en cuenta que las condiciones sanitarias de los países son cambiantes y que si ya te vacunaste el año pasado no tiene por qué valerte para éste, pregunta a tu médico. En la mayoría de los casos la vacunación es recomendable pero no obligatoria, pero en algunos casos si es obligatoria y debes llevar contigo un certificado que acredite que te has vacunado.

Cobertura sanitaria. Si vas a viajar por España no tienes que hacer nada, ya que te vale la tarjeta sanitaria de tu propia Comunidad autónoma, pero si vas a Europa necesitarás la TSE (Tarjeta Sanitaria Europea). Para viajar fuera de Europa es recomendable hacerse un seguro privado que nos cubra en caso de enfermedad o accidente. En muchos países como Estados Unidos si no tienes seguro médico te tocaría pagar la asistencia sanitaria y es carísima.

Botiquín. El botiquín es algo muy práctico viajes donde viajes y no te costará mucho meter uno pequeño con cosas básicas en la maleta como gasas, alcohol, esparadrapo, Ibuprofeno, Betadine, suero, condones, etc. Ten en cuenta que algunos de estos elementos no se pueden encontrar en todas las partes de mundo. Mejor llevar de más que luego lamentarse porque no lo tenemos. Piensa que cuando viajamos el cambio que manifiesta el cuerpo puede acarrear problemas como estreñimiento o diarrea, dolores de cabeza, gases, insomnio… Mejor ir preparados.