Consigue una sonrisa perfecta con los brackets transparentes
¿Te da vergüenza sonreír porque tienes los dientes separados o un poco torcidos? Eso tiene una solución muy sencilla: los brackets. Los alineadores o brackets son unas técnicas dentales que sirven para modificar las malposiciones de los dientes poniendo éstos en su lugar correcto.

Hace años, los brackets eran unos antiestéticos elementos de metal con gomas que afeaban bastante, pero la tecnología dental ha avanzado de tal manera que ahora es posible corregir la dentadura con los brackets transparentes, prácticamente invisibles a la vista.

Los brackets transparentes se pegan en la superficie exterior de los dientes y consiguen mejorar la estética dental del paciente permitiéndole al mismo tiempo seguir con su vida cotidiana, ya que no producen ninguna molestia. Después de un tiempo con los brackets, el último paso es la ferulización de los dientes que permite consolidar el tratamiento y que los resultados perduren en el tiempo.

No hay que pensar que los brackets es una técnica sólo para niños. Es verdad que lo normal es corregir los dientes desde pequeños, pero muchos adultos que no lo hicieron en su momento se están apuntando a la eficacia y discreción de los brackets transparentes. Un ejemplo es la princesa Letizia que en verano eligió unos brackets transparentes de zafiro para corregir sus dientes.

Hay varios tipos de brackets transparentes, los de porcelana o de zafiro y elegir entre ellos depende de ti y de las recomendaciones de tu dentista. Si estás pensando en ponerte brackets, acude a una clínica dental de confianza y ellos te aconsejarán los mejores métodos. Con los brackets transparentes en poco tiempo conseguirás una sonrisa perfecta.